ARGENTINA:A todo o nada

Hasta el mensaje que envió desde Inglaterra Marcelo Bielsa sonó como un deseo difícil alcanzar para Argentina, que jugará el martes en San Petersburgo su última carta para seguir viva en el Mundial.

0
110

En su presentación hoy en Inglaterra como nuevo DT del Leeds, Bielsa confió en que Argentina, que empató 1-1 con Islandia y cayó 3-0 con Croacia, despertará mañana ante Nigeria y evitará así el fiasco de una eliminación en primera rueda.
Fue justamente con Bielsa como DT, en la Copa de Corea-Japón 2002, cuando Argentina cayó en primera rueda, inesperadamente porque aquella selección, a diferencia de la actual, había protagonizado una brillante serie eliminatoria y era favorita.
La actual se clasificó en cambio de modo agónico y tuvo tres DT distintos en el proceso. Jorge Sampaoli es el último, pero ya con carné de despido, apenas concluya Rusia 2018, tal el desgaste que acumuló su gestión de un año.
Así lo aseguran casi todos los que han estado más cerca de Argentina en este Mundial, al que la “albiceleste” llegó de capa caída tras una dura derrota 6-1 en un amistoso ante España, pero que se profundizó aún más en Rusia, ya con Leo Messi en el equipo.
Las últimas imágenes siguen mostrando a un Messi inexpresivo, con apenas una sonrisa de ocasión cuando el domingo sopló las velitas de la torta de su cumpleaños número 31, en medio de rumores que afectan su vida privada.
La ausencia de su esposa Antonella en el día de su cumpleaños preocupó a muchos, aunque ella le envió mensajes de amor y aclaró que estará el martes con sus hijos en el estadio de San Petersburgo.
Más preocuparon aún los informes de Messi en los Panamá Papers y avisos de un abogado desde Buenos Aires sobre un juicio que, según dijo el letrado, podría enviar al crack a la cárcel, por supuestos desvíos de dinero en la Fundación Messi, todo un cúmulo de situaciones que suscitaron sospechas.
Hasta dirigentes argentinos se preguntaron “off the record” si acaso podía tratarse todo de una venganza de Israel y sus servicios de inteligencia, enojados porque Messi y compañía cancelaron a último momento un amistoso en Jerusalén que formaba parte de los festejos por el 70 aniversario de su Estado.
La sospecha surgió por la media docena de escuchas telefónicas privadas que aparecieron en las redes sociales y que desnudaban el caos interno en el equipo, que quedó supuestamente muy al comando de los jugadores más experimentados.
Algunos recordaron, bromeando, que ya en 1994 se escribieron especulaciones, libro incluído, sobre si la CIA precipitó el doping que terminó expulsando a Diego Maradona del Mundial de Estados Unidos.
Conspiraciones al margen, lo cierto es que Messi está muy lejos de su nivel habitual y que, si no cambia, será casi imposible para la Argentina actual superar a Nigeria, que perdió 2-1 ante Croacia y luego venció 2-0 a Islandia.
Si bien no dio el equipo, Sampaoli avisó hoy que, si finalmente se aferra mañana a la vieja guardia, como todo parece indicarlo, lo hará confiado en su experiencia para juegos decisivos, aunque llovieron nuevas críticas, por la falta de recambio del equipo.
Las ausencias como titulares de los jóvenes Paulo Dybala, Christian Pavón y Giovani Lo Celso y la repetición de viejos nombres aumentan escepticismo, pues la única novedad será el debut del arquero Franco Armani, que suena demasiado a poco. Javier Mascherano, líder absoluto ante la”ausencia” de Messi, admitió que los jugadores han participado en el esquema, en medio de rumores fuertes y coincidentes que hablan de quiebre entre cuerpo técnico y plantel.
Como su admirado Bielsa, Sampaoli negó rumores y se declaró hoy convencido de que Argentina iniciará mañana una serie de cinco victorias que lo depositarían en una hipotética final en Rusia.
Pero para que como él mismo promete mañana empiece “otra historia”, Argentina deberá “jugar con el corazón” como pide su DT y mostrar mucho más de lo que mostró hasta ahora ante una Nigeria que también llega con chances de avanzar a octavos.
Como si algo le faltase a esta historia, incluso Islandia está en condiciones de dejar afuera a cualquiera de los dos, pues chocará con una clasificada Croacia que apelará a algunos suplentes, aún cuando afirma que saldrá a “ganar el partido”.