Barcelona-Sevilla, Copa del Rey

Lionel Messi anotó un tanto en la goleada 5 a 0 que les dio otro título a los catalanes

0
120

Contundente, demoledor, fiel a su historia como en los últimos 12 años: Barcelona goleó a Sevilla por 5 a 0 y conquistó la Copa del Rey, que significa el título N° 31 para Lionel Messi en la entidad blaugrana. El crack argentino anotó el segundo gol y aportó dos asistencias, en una actuación colectiva que es de las mejores del ciclo de Ernesto Valverde.

Al término del primer tiempo, el conjunto catalán sacó una ventaja decisiva hacia la conquista de la Copa del Rey. Luis Suárez convirtió en dos ocasiones, a los 14 y 40 minutos, mientras que Lionel Messi hizo su aporte en la red con su tanto a los 31. La conexión entre el uruguayo y el rosarino resultó letal, frente a una defensa de Sevilla que vio pasar un torbellino en su área y no tuvo reacción.

Los gritos de “libertad” coreados por los catalanes, que ondeaban algunas banderas independentistas, eran contestados en las tribunas contrarias con cánticos de ‘Viva España’ y el himno del Sevilla, aunque cualquier jugada de Messi o Suárez pronto volvían a centrar la atención en el césped.

En la segunda etapa siguió la fiesta, ya que Andrés Iniesta anotó el cuarto tras una gran maniobra personal, después de una asistencia de Messi. El cerebro del Barcelona hizo una excelente finta, dejó en el suelo a David Soria y lo batió con un remate cruzado a los 7 minutos. El dominio del conjunto blaugrana se profundizó con el penal convertido por Coutinho a los 23 minutos.

A tres minutos del final, Iniesta fue reemplazado por Dennis Suárez y recibió una ovación de parte del público, que sabe que el campeón del mundo en Sudáfrica 2010 con España continuará su carrera en el fútbol chino. Messi pareció olvidarse de los dolores físicos y alzó otra copa con Barcelona, que tuvo su consuelo después de haber quedado fuera en los cuartos de final de la Champions League.