elargentinosf@gmail.com | 29-Mar-2017 05:00:22 pm

Día internacional de los derechos humanos: qué recordamos y cuál es el nuevo desafío

Hoy,10 de diciembre se conmemora el Día Internacional de los Derechos Humanos. Sobre la importancia de esta fecha opinó para Télam el secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y ex titular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Santiago Cantón.

Con las muertes de la Segunda Guerra Mundial presentes en todos, el 10 de diciembre de 1948 en el Palais de Chaillot, con vista al Sena y a la Torre Eiffel, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Por primera vez en la historia todos los seres humanos éramos iguales y los derechos dejaron de ser un favor del Estado, para ser inherentes al ser humano, desde el nacimiento mismo y exigibles en cualquier rincón del planeta. Un rohinyá en Myanmar, un iraquí en Guantánamo, un drogadicto en Filipinas, un gay en Teherán, una mujer en Guatemala, un afroamericano en EEUU, un paria en Nueva Delhi o un esclavo en Mauritania, tienen los mismos derechos y deben ser respetados inmediatamente por todos los Estados sin ningún tipo de distinción. El transcurso de los años y las manipulaciones políticas nos fueron llevando a perder la conciencia sobre la trascendental magnitud de la aprobación de la Declaración de 1948. En momentos en que en el mundo están recuperando terreno ideologías que promueven el aislacionismo y relativizan los derechos humanos, debemos, más que nunca, recordar y fortalecer el extraordinario logro universal de 1948. Frente a este nuevo desafío, comprender el origen y el rol de América Latina en la creación y desarrollo de la arquitectura internacional de derechos humanos es esencial para liderar en el nuevo orden internacional que se está gestando.
América Latina fue protagonista esencial de la redacción y aprobación de la Declaración Universal. Con anterioridad a la creación de las Naciones Unidas en la Conferencia de San Francisco en 1945, los países de América Latina ya se habían reunido en dos ocasiones para impulsar los derechos humanos. En 1938 en Lima, adoptaron una "Declaración en Defensa de los Derechos Humanos" y discutieron resoluciones para condenar las persecuciones raciales y religiosas, garantizar los derechos de las mujeres y asegurar la libertad de asociación de los trabajadores. En 1945, poco antes de finalizar la Segunda Guerra Mundial, nuevamente se reunieron (con la excepción de Argentina), esta vez en México, para coordinar estrategias e impulsar una declaración de derechos en la Conferencia de San Francisco que crearía las Naciones Unidas.

Con 20 países, América Latina representaba el bloque regional más numeroso y esa diferencia numérica fue crucial para asegurar tanto la aprobación de la Declaración Universal, como la incorporación de los derechos humanos en la Carta de la ONU. En 1945, apenas iniciada la Conferencia de San Francisco, los representantes de América Latina rápidamente hicieron sentir su presencia. El Representante de Panamá propuso incluir el derecho a la educación, al trabajo, a la salud y a la seguridad social en la Carta de la ONU. Como era previsible, una vez recuperados de la sorpresa inicial, EEUU, Rusia, Gran Bretaña y Francia se opusieron apasionadamente. Sin embargo, gracias a la mayoría de América Latina, en alianza con otros países, se logró asegurar que la carta de la ONU incluya un serio compromiso con los derechos humanos.

Una vez creada las Naciones Unidas, América Latina continuaría impulsando la aprobación de una Declaración de Derechos Humanos. Para lograr el difícil consenso entre países y culturas disímiles, el encargado principal de escribir la Declaración, el canadiense John Peters Humphrey, se apoyó en los borradores presentados por los latinoamericanos. La tradición legal de América Latina era aceptada por muchos países que recelaban del estricto derecho anglosajón o continental europeo. El derecho latinoamericano incorporaba a la visión anglosajona y europea una visión surgida de las injusticias de la conquista española. A mediados del Siglo XVI, el defensor de los pueblos indígenas y pionero entre los defensores de derechos humanos en América Latina, Fray Bartolomé de las Casas, proclamaba desde Chiapas, México, que "todas las razas de la humanidad son una sola" y "que todas las naciones del mundo son hombres". En definitiva, una visión latinoamericana con un mayor énfasis en los derechos sociales y culturales logró impregnar el debate para la aprobación de la Declaración Universal.
El impulso final para incorporar en la Declaración Universal la visión latinoamericana fue otro hecho histórico: la aprobación de la Declaración Americana de Derechos Humanos en abril de 1948 en Bogotá, Colombia. En efecto, la primera declaración internacional de derechos humanos es la Declaración Americana, aprobada nueve meses antes que la Declaración Universal. Con la Declaración Americana bajo el brazo, el bloque latinoamericano, que seguía siendo el mayoritario, impulsó una revisión de todos los derechos a la luz de la nueva declaración.

Luego de estas dos declaraciones -el Bing Bang de los derechos humanos- ha continuado la sanción de miles de declaraciones, convenciones, tratados y resoluciones de todo tipo que han potenciado los derechos consagrados en 1948. Hoy en día existe una protección internacional normativa y jurídica para todas las personas, en cualquier lugar del mundo. Como la red de un circo, la red normativa de protección en derechos humanos está siempre presente, en todos lados, para todas las personas.

Basta de historia. Nuestra realidad en el cumplimiento de los derechos humanos no ha sido tan exitosa como nuestras declaraciones. Luego de la Declaración Universal y Americana, América Latina, y especialmente Argentina, fue azotada por dictaduras y enfrentamientos internos que le costaron la vida a cientos de miles de latinoamericanos. Las leyes internacionales claramente no funcionaron.

Pero aquí es importante comprender la importancia de uno de los cuatro pilares en los que se sostiene el andamiaje internacional de derechos humanos: los órganos de supervisión de las decisiones internacionales (los otros tres pilares son las Normas, los Estados y la Sociedad Civil). Para que la red internacional de protección tenga sentido, fue necesario crear instituciones internacionales que supervisen el cumplimiento de las normas. A partir de la década de 1950, y hasta la actualidad, tanto a nivel regional como internacional, se fueron creando un gran número de órganos internacionales de derechos humanos. En nuestra región, la Comisión y Corte Interamericanas de Derechos Humanos, y a nivel universal, en el sistema de Naciones Unidas, un conjunto de Comisiones, Comités, Relatorias, Grupos de Trabajo, etc.
La arquitectura internacional que se ha creado durante 70 años para proteger a las personas no tiene precedentes en la historia de la humanidad. Sin perjuicio de las graves violaciones a los derechos humanos que continúan afectando a millones de personas, hoy tenemos mecanismos que permiten denunciar, prevenir y reparar esas violaciones.

Pero el principal desafío que debemos tener presente este 10 de diciembre, es el surgimiento durante la última década de movimientos y fuerzas políticas a nivel mundial que no comparten la visión de derechos humanos surgida en 1948, y menos aún la existencia de una arquitectura supranacional con autoridad para hacer respetar los derechos humanos. El retroceso en la protección internacional de los derechos humanos nos afecta a todos y siempre más a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Nuestra historia nos obliga a tener un rol de protagonistas, no sólo para evitar retrocesos, sino para que la defensa y protección de los derechos humanos continúe abriendo la senda iniciada en 1948. América Latina y particularmente Argentina, deben estar a la vanguardia en la defensa internacional de los logros alcanzados a partir de 1948. Tenemos una historia de defensa de los derechos humanos y un presente democrático que le da credibilidad y legitima nuestro accionar.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Acerca del Autor
Newsletter Powered By : XYZScripts.com