EXPORTACIONES La carne vacuna argentina vuelve a ingresar al mercado canadiense

Los envíos podrán ser retomados en dos meses, para colocar entre 5.000 y 10.000 toneladas, a partir del reciente fallo de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que permitió el levantamiento de las barreras sanitarias impuestas durante 14 años por Estados Unidos y sus socios del Nafta.

0
55

El anuncio fue realizado hoy por el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, quien explicó que las autoridades sanitarias canadienses aprobaron el Certificado Veterinario Oficial enviado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) a partir de las gestiones realizadas por una delegación de la Unidad de Relaciones Internacionales del organismo en una misión oficial a Canadá.

Casamiquela precisó que la apertura se hará operativa en un plazo de dos meses, lapso en el que el servicio canadiense completará los requisitos administrativos necesarios.

“Es importante seguir avanzando en las negociaciones para la apertura y reapertura de mercados. Para ello, el MAGyP a través de sus equipos técnicos y de sus organismos descentralizados como Senasa, ha trabajado en pos de revertir las trabas comerciales generadas desde hace muchos años”, destacó el ministro, a través de un comunicado.

Según el ministerio, la reapertura es fruto de la decisión del gobierno nacional y de las gestiones realizadas a través del Ministerio de Agricultura, la Cancillería y el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), “con el compromiso de recuperar la capacidad de fortalecer el comercio exterior de productos agropecuarios argentinos y seguir produciendo carne de calidad reconocida por los mercados más exigentes a nivel mundial”.

El mes pasado, el Organo de Solución de Diferencias de la OMC oficializó el fallo en el que determinó que las medidas sanitarias impuestas por Estados Unidos a partir de un brote de fiebre aftosa en 2001, repetidas en Canadá y México, eran injustificadas, discriminatorias y sin base científica, lo que provocó pérdidas estimadas en alrededor de dos mil millones de dólares a la Argentina por la prohibición para exportar carne vacuna y refrigerada desde todo su territorio hacia esos tres mercados.

El fallo favorable a Argentina, fue el resultado del reclamo presentado por el país ante la OMC en 2011, pero semanas antes de oficializarse, el gobierno de Estados Unidos anunció el levantamiento de las barreras y el inicio del proceso de reapertura de su mercado, sin recurrir a la instancia de apelación a la que tenía derecho.

Con el reingreso a Estados Unidos y Canadá, al que se espera siga México, las autoridades argentinas confían en la reapertura de los mercados de Corea y Japón, que aplican idénticas medidas.

Según estimó Casamiquela días atrás, Argentina volverá a exportar carne a Estados Unidos este año, ya que “solo falta el ajuste de una normativa” de ese país y habilitación de los frigoríficos, siempre que “no sigan interviniendo los lobbys estadounidenses”, que pretenden impedirlo.

La producción ganadera argentina tiene mucha potencialidad y “los productores están dispuestos a hacer los esfuerzos necesarios para volver a ese mercado”, destacó y aclaró que si bien no hay una cuota establecida formalmente, “el comercio es libre entre exportadores e importadores”.

En el caso del mercado canadiense, Argentina exportó carne congelada y enfriada desde el 1998 hasta 2001 por un volumen de 42.000 toneladas, y se espera que la reapertura permita colocar en principio entre 5.000 y 10.000 toneladas.

En tanto, según estimaciones del Ministerio de Economía y de la Cancillería, Argentina está en condiciones de exportar carne hacia Estados Unidos por 280 millones de dólares en lo inmediato.

Fuentes del Ministerio de Agricultura calculan que unas 20.000 las toneladas anuales podrán entrar a Estados Unidos sin pagar arancel, y el resto deberá tributar una tasa de 26,4 por ciento; mientras que México tiene un potencial similar al mercado estadounidense, y Canadá podrá absorber entre 5.000 y 10.000 toneladas.

Los frigoríficos, nucleados en el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, esperan colocar hasta 25.000 toneladas por 137 millones de dólares en Estados Unidos y Canadá, que podrían ampliarse a 228 millones de dólares.