Francisco: “Odebrecht es un botón de muestra de la corrupción en Latinoamérica”

El Papa se refirió a la corrupción en la región en uno de sus primeros discursos tras su paso por Chile y Perú

0
115

El papa Francisco aseguró hoy que “la corrupción es la destrucción de la persona humana” y, de regreso de su viaje de seis días a Chile y Perú, afirmó que el escándalo de coimas de la empresa constructora Odebrecht “es un botón de muestra” de lo que pasa en la región.

“En Latinoamérica hay muchos focos de corrupción. Ahora está de moda hablar de Odebrecht, pero eso es un botón de muestra”, aseguró el Pontífice en la conferencia de prensa a bordo del avión papal que lo llevó a su sexta gira latinoamericana.

“Escribí un librito una vez, muy pequeño, que se llama ‘Pecado y corrupción’, y el lema que saco es ‘pecador sí, corrupto no’”, agregó Jorge Bergoglio en línea con la fuerte denuncia que hizo ayer en Perú de que la política latinoamericana “está enferma de corrupción”.

“Al pecado no le tengo miedo. Le tengo miedo a la corrupción, que te va viciando el alma y el cuerpo. Un corrupto está tan seguro de sí mismo que no puede volver atrás”, agregó.

Francisco reconoció además que “en la Iglesia hay corrupción”.

“Siempre hubo. Hombres y mujeres de Iglesia entraron en el juego de la corrupción”, lamentó.

En su gira por Perú, Francisco hizo un llamado regional a luchar contra la corrupción, en un país en donde él mismo se preguntó frente a los obispos “¿por qué todos los ex presidentes van presos?”, en alusión a las investigaciones por la causa

Odebrecht que pesan sobre los últimos cuatro mandatarios, incluido el actual Pedro Pablo Kuczynski.

Durante la conferencia, el Papa también aseguró que “una política liberal que no incluye a todo el pueblo lleva para abajo”.

“Tenemos que estudiar bien los casos. Hay otros países de Latinoamérica con políticas liberales que llevaron al país a una mayor pobreza”, respondió, consultado por el modelo chileno de desarrollo.

Ayer, en un encuentro con obispos peruanos, el Pontífice había denunciado el “capitalismo liberal deshumano” del continente.