Greenpeace: Crece escándalo por denuncias de acoso

Más de 40 ex empleadas denuncian a director ejecutivo

0
221
epa06674614 People on Indonesian fishing boats and the Rainbow Warrior, a ship of the environmental group Greenpeace, protest the coal power plants in Buleleng, Bali, Indonesia, 17 April 2018. The Rainbow Warrior is in Bali as a part of the ship's Southeast Asia tour. EPA/MADE NAGI

El director ejecutivo de Greenpeace para Argentina, Chile y Colombia, Martín Prieto, pidió licencia en medio de variadas denuncias de acoso en su contra presentadas por antiguas colaboradoras de la entidad ambientalista.
El pedido de licencia se conoció en coincidencia con una auditoría externa de la organización que investiga las denuncias hechas públicas a través de una carta firmada por más de 40 exempleadas de la organización.
Natacha Machain, directora Política de Greenpeace “Andina”, con sede en Buenos Aires y que coordina acciones en Argentina, Chile y Colombia, dijo a la agencia estatal Telam que “se abrió una nueva investigación externa”.
El objetivo, prosiguió, es “ver si alguno de los nuevos hechos de los que tomamos conocimiento requiere de una reparación y en ese sentido el director ejecutivo Martín Prieto solicitó una licencia para facilitar las investigaciones”.
Las denuncias se conocieron a través de una carta pública firmada por más de 40 exempleadas/os y voluntarios que denunciaron a Prieto de “cometer en forma directa o encubrir casos de abusos de poder, acoso laboral y sexual, discriminación de género, amenazas y hostigamientos contra las mujeres”.
La carta surgió tras la campaña pública a favor de la igualdad de género y los derechos de las mujeres que el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, realizó Greenpeace Andino.
Las abogadas de varias de las denunciantes, Florencia Arietto y Alejandra Bellini, afirmaron que “existe material para probar en la justicia las denuncias que se hicieron públicas contra M.P (las siglas del funcionario acusado al que no mencionan por su nombre, ndr). La organización sigue protegiéndolo, las respuestas son escasas y poco claras”.
“No realizan una investigación independiente, sino que se ocupan de desacreditar las denuncias. Qué mujer se puede sentir segura en Greenpeace si aquellas que cuestionan y denuncian son despedidas y luego difamadas?, se preguntaron.
Machain dijo a su vez que “este proceso no afecta el trabajo habitual de las 90 personas que formamos el equipo de Greenpeace andina”.
Las denuncias “no son nuevas” pero se reflotaron el 8 de marzo, en el día internacional de la mujer, “cuando comenzamos a publicar nuestra campaña contra la violencia de género”, acotó la funcionaria de Greenpeace.
Añadió que “estas denuncias empezaron a surgir en los comentarios de nuestras publicaciones en redes sociales”.
“Desde el principio nos tomamos el tema con total seriedad y por eso no salimos a contradecir todo lo que se vino publicando, aunque nosotros en eso identificamos distintos episodios, algunos que ya fueron resueltos y otros que estamos investigando”, sostuvo.
Machain, siempre citada por Telam, además afirmó que “ante las denuncias establecimos una serie de medidas internas frente al acoso y la discriminación como talleres de género, grupos de trabajo de mujeres, un 0800 externo para denuncias y también un cupo de jerarquización de las mujeres que hace que ahora mismo seamos tres en cargos directivos”