Hebe de Bonafini denunció que el Gobierno “quiere destruir la historia”

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo denunció que el intento de allanamiento de la sede del organismo de derechos humanos se quiso realizar sin notificación oficial previa, en violación a la feria judicial, y con la excusa de hacer un inventario. Además advirtió que Macri jamás podrá arrebatarles los objetos acumulados a lo largo de "cuatro décadas de lucha".

0
206

La titular de Madres, Hebe de Bonafini, denunció hoy como ilegal el procedimiento por el cual funcionarios judiciales quisieron ingresar a la sede del organismo para hacer un inventario de bienes. “Quieren ver todo lo que es de la Fundación para llevárselo . Y acá no hay nada de la fundación, todo es de la asociación”, advirtió Bonfini, quien denunció el procedimiento como “una violación de las garantías constitucionales”.

El juez Javier Cosentino dispuso el allanamiento en el marco de la causa por la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo y los juicios pendientes por la indemnización de los trabajadores del programa Sueños Compartidos, juicios por los cuales ya se habían embargado algunos bienes de la Fundación que irán a remate.

Durante una conferencia de prensa, brindada en la sede de la Asociación, Bonafini contó que anoche se enteraron que se levantaría la feria judicial para realizar el allanamiento: “A dos días del fin de la feria la connivencia del Ejecutivo y el Partido Judicial se evidencia una vez más; nombran nuevo síndico y escribano sin notificar”, denunciaron las Madres por Twitter. “Cuando vieron que no podían entrar se fueron al bar de la esquina. Estuvieron ahí una hora y se fueron. Estamos a la expectativa, a ver si van a mandan a la Policía”, dijo la titular de Madres.

Bonafini atribuyó la maniobra judicial a una decisión política: “Este Gobierno nos quiere arrodillar”, advirtió. Y aseguró que “no lo vamos a permitir”, y que “las Madres nos vamos a defender como sea”. Más adelante  añadió que “vienen a buscar el archivo, los cuadros, los regalos, no para quedárselos, para destruirlos. Ellos quieren destruir la historia.”

En la sede de Hipólito Yrigoyen 1584, de la ciudad de Buenos Aires, se exhiben los reconocimientos y los regalos recibidos por las Madres a lo largo de sus cuatro décadas de lucha. “Tenemos que defender esto porque es del pueblo, es de todos los argentinos. Al único que no le pertenece esto es al Gobierno de (Mauricio) Macri. Ellos se quieren apropiar de lo que nunca en la vida soñaron que iban a tener en sus manos”, denunció Bonafini en referencia a los materiales acumulados por la organización.

En otro orden, Hebe reclamó por la libertad de los presos políticos, entre ellos Milagro Sala, al tiempo que comparó su situación con los militares condenados. “Hay 715 militares con condena domiciliaria cuando Etchecolatz tendría que estar en Batán”.

Finalmente, fustigó al Gobierno nacional por su política de “hambre, sin trabajo” que, según subrayó , le produce “mucha tristeza”. Tras recordar que la mayoría de las integrantes de la organización tiene 90 años “y deberíamos estar en nuestras casas (…) estamos en la batalla”. “Esto (por la Asociación) es de nuestros hijos y de los que vinieron después, al único al que no le puede pertenecer es a Macri”.