Hugo Moyano acusó al Gobierno de maniobras distractivas

Durante una entrevista televisiva, el ex secretario general de la CGT abogó por la unidad del peronismo, donde incluyó a Cristina Kirchner, y denunció que Cambiemos "está atacando los derechos de los trabajadores". Reconoció que mientras Mauricio Macri gestionaba la Ciudad de Buenos Aires "eran amigos" pero "ahora tienen poder y creen que se pueden llevar todo por delante".

0
134

El titular de la Federación de Camioneros y ex secretario general de la CGT, Hugo Moyano, negó que estuviera imputado por supuesto fraude en el club independiente y denunció una operación mediática para “distraer la atención” de la población. “Desprecian a los laburantes. Quieren distraer a la gente porque no tienen capacidad para salir de esta crisis”, afirmó en declaraciones a Crónica TV, veinticuatro horas después de haber convocado a una movilización para el próximo 22 de febrero para exigir “la preservación del empleo y mejoras salariales”.

El dirigente de Camioneros y presidente del club de Avellaneda negó rotundamente que él y su hijo Pablo estén involucrados en la causa sobre la supuesta asociación ilícita encabezada por el ya detenido barrabrava, Pablo “Bebote” Álvarez. Luego de que el diario Clarín adelantara que la Unidad Fiscal de Investigaciones había ampliado la investigación original y se lo había comunicado al juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, Moyano denunció que se trata de “un disparate sin sentido” y agregó que “es porque no me arrodillo ante nadie”.

Moyano acusó a los funcionarios del Poder Ejecutivo de “vengativos” al subrayar que cada vez que anunciamos o realizamos “alguna medida de fuerza a favor de los trabajadores”, el Gobierno avanza sobre ellos. “Pablo llamó a una marcha en diciembre y al poco tiempo ordenaron un allanamiento en el club”, recordó el dirigente gremial. “Lo único que falta es que acusen a mi mamá”, añadió.

Poco antes, su hijo Pablo, vicepresidente del club Avellaneda, advirtió en declaraciones radiales que “es todo mediático y un ataque a la organización”, en referencia al sindicato de Camioneros. “El Gobierno y los empresarios no se bancan no poder avanzar sobre los trabajadores y ahí empezó el ataque mediático, pero no estamos involucrados ni imputados”, enfatizó.

Más temprano, Daniel Llermanos, abogado de Hugo Moyano, desmintió también su imputación y consideró que esa versión se basa “en una publicación absurda”. “Hay una pericia que fue ordenada por la fiscal en una causa que involucra a una empresa que elabora carnets para Independiente. Se notifica entonces a Hugo y Pablo Moyano que se harán estas tramitaciones, pero no hay ninguna imputación contra ellos ni tampoco procesamientos”, aclaró.

En otro tramo de la entrevista, Moyano padre reconoció que “antes yo era un amigo, durante los ocho años en la Ciudad, pero ahora tienen poder y creen que se pueden llevar todo por delante. Se creen los dueños de todo”.

En otro orden puso en duda las acusaciones de corrupción contra la ex presidenta, Cristina Kirchner , al afirmar “no sé si Cristina fue corrupta”, y vaticinó  que en las próximas  elecciones el PJ debería presentarse unido, e incluyó a la ex mandataria: “Para reconstruir al peronismo incluiría a Cristina”, apuntó.

Por último, reiteró que la alianza gobernante  “está atacando a los derechos de los trabajadores. Somos los grandes perjudicados (…) Le están sacando un plato de comida a la gente. A ellos nunca le faltó nada y no saben lo que es tener necesidad”.