Macri: “Lo peor ya pasó”,

El presidente abrió la asamblea legislativa anual

0
209

“Lo peor ya pasó”, dijo el presidente de Argentina, Mauricio Macri, sobre la coyuntura financiera del país, y agregó que si “nada hubiera cambiado” habría “una desintegración social” como en Venezuela.
El jefe de Estado abrió la asamblea legislativa número 136 del Congreso centrándose en 10 ejes, entre ellos impulsar un “debate maduro” sobre el aborto, aunque aclaró que él está “a favor de la vida”.
El mandatario, conocido por una oratoria esquiva, leyó parte de los conceptos vertidos en 43 minutos de “un discurso muy ensayado que revela sus obsesiones”, escribió el diario La Nación en una recreación de los preparativos previos.
“Lo peor ya pasó y ahora vienen los años en los que vamos a crecer. Las transformaciones que hicimos empiezan a dar frutos, a sentirse”, afirmó Macri.
“La inflación del 2017 fue menor que la del 2016. No queremos solo bajarla”, aseguró el jefe de Estado, según el cual tanto la inflación como el desempleo “han bajado”. Aunque ambos temas acucian a la población y a mediados de febrero la agencia Bloomberg colocó tercero a este país entre las economías “más miserables” en base a esos dos índices.
Macri prometió “dejar de endeudarnos”, luego que en estos dos años su gobierno emitió deuda extranjera por casi 137 mil millones de dólares.
“En estos dos años, los funcionarios pusimos límites como nunca antes para garantizar que no estamos acá para beneficiarnos”, dijo al referirse a un “Estado transparente”.
La afirmación llegó a días de la renuncia del subsecretario de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, tras revelarse que tenía una cuenta no declarada en Andorra por 1,2 millones de dólares mientras el ministro de Finanzas, Luis Caputto, es investigado en la justicia por sus negocios no declarados en paraísos fiscales. “Si nada hubiese cambiado, estaríamos como otro país hermano que está en una desintegración social. Por eso, elegimos el camino del cambio con gradualismo, donde todos los argentinos estemos unidos por el esfuerzo”, afirmó Macri refiriéndose en forma implícita a Venezuela.
En otra parte del mensaje, el presidente respaldó el debate sobre el aborto en el Congreso, en un momento en que sectores feministas y progresistas plantean el ingreso inminente de un proyecto.
“Hace 35 años que venimos postergando un debate muy sensible, que como sociedad nos debemos: el aborto. Como dije más de una vez, estoy a favor de la vida, pero también estoy a favor de los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que darnos. Vemos con agrado que el Congreso incluya este tema en su agenda de este año. Espero que se escuchen todas las voces y se tomen en cuenta todas las posturas”, indicó.
En las bancas varias diputadas lucían en sus cuellos el pañuelo verde que simboliza la lucha por la interrupción voluntaria del embarazo. Uno de los temas esperados era el referido a la reforma laboral que pretende impulsar el gobierno. Macri anunció que presentará un “proyecto de inclusión laboral para quienes están en la informalidad”, abogó por la igualdad salarial entre hombres y mujeres. También apuntó otro sobre la extensión de las licencias por paternidad.
Twitter fue la herramienta inmediata para que la oposición se expresara tras el discurso presidencial con un abanico de críticas, y los legisladores oficialistas tuitearon elogios.
“Macri es un fabulador. Miente descaradamente sobre el estado de la nación. Se equivoca en hacer un diagnostico tan alejado de la realidad que vive la sociedad porque su credibilidad seguirá cayendo en picada”, escribió el diputado Leopoldo Moreau, de Unidad Ciudadana, de la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner, ausente hoy.
El mandatario “avanza en un discurso autista, de espaldas a la crisis de deuda, a la inflación y la crisis energética, de espaldas a la caída del poder adquisitivo de los salarios y jubilaciones”, dijo el diputado del Frente de Izquierdas y los Trabajadores, Néstor Pitrola.
“Hoy Macri se equivocó de país. No describe el que vemos en la calle. Si no hay buen diagnóstico no hay solución”, fue la lectura de la diputada Graciela Camaño, del Frente Renovador.
“Los argentinos tenemos todo para crecer, depende de nosotros y de nadie más. Estoy convencido de que vamos a hacerlo”, escribió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Excelente discurso. Mirando al futuro y repasando los logros de dos años, que no son pocos. Diez propuestas para la agenda legislativa”, escribió el legislador Fernando Iglesias.
También elogió el discurso el diputado Yamil Santoro: “Republicano, Razonable, orientado al futuro y al progreso, progresista, convocando a la unión. Muy buena línea discursiva y propuestas”.