MEXICO:Transición en marcha

Primer contacto para iniciar en breve la transición del poder

0
100

El primer paso para el proceso de transición política mexicana comenzó hoy luego que el presidente Enrique Peña se reunió con el hombre que lo sucederá en el cargo Andrés López Obrador, para acordar los procedimientos para la transferencia del mando.

El mandatario ofreció a López Obrador su disposición de llevar a cabo una “transición ordenada y eficiente en beneficio” de todos los mexicanos, según informó a través de Twitter el propio Peña Nieto.
En un mensaje a los medios posterior al coloquio, el politólogo de 64 años señaló que acordó con el mandatario una transición “sin sobresaltos” y fomentar un ambiente de “confianza en temas económicos”, sobre todo cuidando la autonomía del Banco de México (central).
“Vamos a ser a ser respetuosos” de las políticas de ese organismo, para guardar el “equilibrio fiscal” y mantener “las políticas macroeconómicas, sin injerencia en temas financieros” para evitar que haya sobresaltos en la relación del dólar con el peso, afirmó.
Se acordó además que los programas en proceso del gobierno continúen y “no se detenga ninguna actividad”, para que se garantice “la paz y la tranquilidad en estos procesos, dijo López Obrador, quien definió su reunión con Peña como “buena” y “amistosa” a pesar de sus diferencias “que son públicas”.
Asimismo, señaló que la transición arrancará formalmente hasta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial avale la elección, antes del 6 de septiembre próximo, y lo declare presidente electo, por lo que dijo que “vamos a ser muy respetuosos de las formas”, pues “la forma es fondo”.
El hombre que asumirá el mando del gobierno a partir del próximo 1 de diciembre, agradeció al presidente por “actuar de manera respetuosa en el proceso electoral” y no haber intervenido en las elecciones, porque cuando eso pasa “no hay una auténtica democracia”.
López Obrador insistió como lo hizo en su campaña en que llevará adelante “cambios radicales” y que se propone llevar a cabo la “cuarta transformación del También anunció que llevará adelante un recorrido por todo el país para agradecer a los electores por su voto y que organizará un encuentro con líderes sociales y religiosos para diseñar una estrategia contra el crimen, al que pretende invitar al Papa Francisco, como lo había anticipado en su campaña.
Entre los temas abordados figuró el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la construcción del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que había prometido cancelarla aunque luego dijo que la revisaría, y sobre la reforma energética, así como sobre el asunto de la seguridad.
En el caso del TLCAN afirmó que se convino en actuar junto con Peña “de modo conjunto, con mucha unidad” y dijo que por ahora no planea una reunión con el presidente Donald Trump pero sí con el secretario de Estado Mike Pompeo, durante una visita que hará a México en fecha próxima.
Incluso, anunció que aceptó la invitación del mandatario de asistir a una cumbre en Puerto Vallarta, estado occidental de Jalisco, de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza del Pacífico el próximo 24 del presente mes.
El mandatario dio a conocer que mañana sostendrá una cita con un grupo de empresarios pero dijo que ya había sostenido los primeros contactos con ellos.
El encuentro, donde el ganador de las presidenciales del domingo pasado, no estuvo acompañado de su equipo de trabajo, se llevó a cabo en el Palacio Nacional, en el corazón del centro histórico, a las 11:00 horas locales (16 GMT) y duró una hora y media.
Al entrar, asediado por los periodistas, López Obrador dio un breve mensaje en el que afirmó que llega a la cita “con el respaldo de los ciudadanos y con ánimos de reconciliación y de buscar una transición ordenada para beneficio de todos”.
Fue la primera reunión entre ambos políticos desde hace seis años durante el último debate presidencial, ambos como candidatos a la presidencia en la elección del 2012, que ganó Peña Nieto por 7 puntos.
Antes de la llegada de López Obrador, arribaron a Palacio Nacional el ministro de Hacienda (finanzas), José Antonio González, y el vocero del gobierno Eduardo Sánchez, pero no se informó si también habrían participado en la reunión.