Miles de manifestantes en Bilbao en apoyo a los presos de ETA

Manifestación reclamando el acercamiento de los presos de ETA a cárceles del País Vasco

0
84

Miles de personas se manifestaron el sábado en Bilbao, en el norte de España, para pedir mejores condiciones de detención para los integrantes de la banda separatista vasca ETA, semanas antes de su anunciada disolución.

Entonando “presos vascos a casa” y ondeando banderas del País Vasco, los manifestantes pidieron que los presos sean trasladados más cerca de su región de origen, porque se encuentran en cárceles a cientos de kilómetros de distancia de esta zona.

La manifestación se produjo un día después de que ETA pidiera perdón a las víctimas por el “grave daño” causado durante su lucha armada por la independencia del País Vasco, un gesto previo a su esperada disolución, aunque sus disculpas dirigidas solo a los afectados “sin responsabilidad” en el conflicto generó polémica en España.

“Lo sentimos de verdad”, indicó el texto difundido casi 60 años después de la creación en 1959 de la organización, a la que se le atribuye un historial de atentados con bomba y asesinatos que dejó según las autoridades al menos 829 muertos, tanto en el País Vasco como en el resto de España, y algunos también en Francia.

Los manifestantes del sábado pidieron al gobierno español que autorice la transferencia de presos de ETA al País Vasco para que sus parientes ancianos puedan visitarlos.

La mayoría de los presos de ETA están sujetos al régimen de detención más estricto en España, que les permite caminar de tres a cuatro horas por día en el patio de la cárcel, pero sin permiso de salida.

En su cuenta de Twitter, el partido independentista vasco Sortu dijo: “Es urgentemente necesario abolir la dispersión, permitir que los presos enfermos regresen a casa”.

El gobierno español ha dicho que no cambiará su política hacia los presos vinculados a un grupo que también llevó a cabo secuestros y extorsiones en nombre de su lucha armada por la independencia del País Vasco y Navarra.

Unos 300 miembros de ETA cumplen condenas en España, Francia y Portugal y un centenar está a la fuga, según Forum Social, una asociación que reúne a los familiares de los presos.